Boda Boutique – Manu y Jacobo

by | Nov 9, 2020

Manu y Jacobo

un jardín azul y 50 personas

“¿Por qué quiero aplazar o por qué mejor no?” “¿y como saco 60 personas de la lista y a quienes? “¿y qué pasa si, pero y esto qué?

Estamos llenos de interrogantes y la respuesta no siempre está por fuera, tal vez sí en un equipo que te brinde absoluta confianza pero la certeza va por dentro.

“Fue una oportunidad que nos dio la vida de disfrutar más las personas, de compartir realmente con aquellos que queríamos y nos importaban y dejar de lado por un momento el compromiso de aquellos que se deben invitar para hacerles una atención.

Por mi mente jamás se me pasó hacer un matrimonio de 50 personas, la verdad es que contando familiares, amigos y conocidos la cifra iba en más de 100 invitados, pero tengo que confesar que si pudiera repetir mi matrimonio sin pandemia me iría nuevamente por la decisión de hacerlo con 50 personas.”

El gran día

Después de pensar en aplazar la boda, de pensar si sería el momento o no, Manu y Jacobo decidieron llevar a cabo su boda soñada con 50 personas, las especiales, una celebración que no se imaginaban sin ellos y con sus 2 perritos para la foto familiar. 

En la ceremonia cada invitado recibió un tapabocas, a la salida de los novios no tiraron nada más levantaron cascabeles con cintas para celebrar, las argollas las llevó la madrina, en la recepción estaban esperando sus perritos para la foto familiar en un backing y sus amigos y familiares más queridos para hacer el brindis.

 

Detalles del evento

Fecha: 3 de octubre 2020
Hora: 3:30 pm
Lugar: Palau Eventos
Loma del Escobero, Envigado

La decoración

Azul y verde, el tono que querían y el toque orgánico.

Un proceso totalmente fluido que se vio reflejado en la decoración, nos metimos en su historia, lo que eran y lo que querían.

A manu y Jacobo siempre les ha encantado el azul, se sienten identificados con este color y quisimos aplicarlo en varios tonos del mismo, desde la mesa servida con las servilletas de tela hasta los accesorios decorativos, flores con movimiento, texturas, todo un jardín en el salón con elementos decorativos con alturas, mucho dinamismo y una paleta de colores complementaria.

“La verdad es que tomamos la mejor decisión, porque además de recibir la bendición de Dios  fue un día en el que Jacobo y yo disfrutamos sin estar con tanto estrés, con tanta presión. Hicimos lo que soñamos, lo que queríamos con las personas que debían de estar.

 El salón fue perfecto, la rumba no la gozamos, la decoración estuvo perfecta, el servicio de los meseros y el equipo de Wink fue lo máximo, estuvieron atentos a cada uno de los detalles.”

 

Manu y Jacobo

2 Comments

  1. Jorge Martínez

    Súper bonita esa boda con esos peludos!

    Reply
  2. erotik

    I view something genuinely interesting about your site so I saved to favorites. Gerti Jessey Aksel

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat